Google+

Argentina-La Trochita

La Trochita de Esquel

La Trochita. Esquel.

Trenes patagónicos Argentina.

¿Qué es la trochita?

La Trochita se conoce también como el Viejo Expreso Patagónico, y corresponde a la línea de ferrocarril que une las provincias de Río Negro y Chubut de Argentina.

Características de la Trochita, Trenes Patagonicos

La trochita compuesto de 7 vagones de madera en otrora transportaba cartas de esperanzas, noticias de tierras lejanas, cereales, cueros fardos de lana o pobladores del Chubut o Río Negro. Hoy la Trochita es un atractivo turístico debido a su particularidad: su trocha económica de 75 metros y la locomotora a vapor que recorres sus 402 km de longitud.

Historia de la Trochita, Trenes Patagonicos

La trochita hoy transporta turistas que entre otras cosas buscan llegar hasta el Mueso Leleque, el que contiene una interesante colección de objetos que los inmigrantes traían consigo , además de los vestigios de culturas que habitaron pioneramente la zona, entre ellos los tehuelches, para quiénes su Dios Elal es el creador y responsable de todo el paisaje que se puede apreciar desde alguna ventana en el viaje en la Tronchita

Viaje en la Tronchita, Trenes Patagónicos

Si usted alguna vez tiene la oportunidad de viajar en la Trochita, usted debe saber que: en 1998 la trochita fue declarada Monumento Histórico Nacional, veinte años después de que el escritor Paul Therouxla la inmortalizara en el relato de su obra literaria “El viejo Expreso Patagónico” (The Old Patagonian Express) en el año 1978. Gracias al libro la Trochita se dio a conocer varias fuera de Argentina

La trochita es uno de los ferrocarriles ubicados en zonas australes con más años de existencia.

Actualmente La trochita corre una vez por semana, desde El Maitén hasta Esquel, transportando turistas. El “trencito” como también se le conoce es el único tren de trocha angosta que queda en el mundo, particularidad que lo convierte en atracción turística.

La trochita utiliza más agua que fuel oil, es por esta razón que en cada estación que recorre debe consumir la misma cantidad de agua que gastó para llegar al lugar. La trochita demanda más agua que otra cosa. “Sin prisa, pero sin pausa” La Trochita podría llegar a una velocidad máxima de 62 kilómetros por hora; la velocidad de 45 kilómetros por hora a la que transita es gran mérito para sus antiguas vías.

Deja tu comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

16 − twelve =