Google+

Perú – Cusco, Moray

Moray, Peru

Moray

Cusco, Perú

Tours, excursiones en el Cusco
Guía Viajes, Excursiones en Perú y Cusco .

Las ruinas arqueológicas de Moray se ubican en el Valle Sagrado de los Incas, a 7 kilómetros de Maras y a 38 hacia el noroeste de Cusco. Su nombre proviene de una palabra inca relacionada con la agricultura que significa “papa”.

Respecto a su arquitectura, a primera vista se logra apreciar una especie de anfiteatro con anillos concéntricos, situado a 3.500 metros sobre el nivel del mar. Cada anillo comprende una terraza que superpone a otra, formando círculos que van ampliándose.

Según los historiadores, Moray era un lugar donde se practicaba el cultivo experimental a diversas alturas y sirvió como modelo para el cálculo de producción agrícola no solo del valle de Urubamba, sino también a diferentes partes del reino de Tahuantinsuyo.

La disposición de sus andenes produjo varios microclimas, logrando una temperatura más alta en el centro de andenes circulares concéntricos y reduciéndola gradualmente hacia el exterior. Esta técnica determinó que los incas lograran desarrollar más de 15 zonas ecológicas en miniatura, donde se produjeron alimentos como la quinoa, la calabaza y diversos tipos de papa.

Cada corredor fue construido sobre muros de contención rellenos con tierra fértil y regados mediante complejos sistemas de irrigación, determinando a Moray como una estación agrícola experimental, formada por inmensas depresiones cónicas de 47 a 48 metros cortadas en piedra caliza.

El monumento de Moray fue descubierto en 1932 por la expedición de Shirpe Jhonson. Se piensa que además de laboratorio agrícola, habría tenido como función el culto astronómico, así como también mágico religioso. El historiador Jhon Earls afirma haber descubierto piedras incaicas que habrían permitido calcular las horas del atardecer, los solsticios y equinoccios, entre otros.

Durante el mes de octubre, se celebra la fiesta “Moray Raymi” que en quechua quiere decir “fiesta del sol”, a esta fiesta llegan cientos de pobladores de las comunidades aledañas. Allí se realizan festejos folklóricos y danzas relacionadas con la tierra y el trabajo agrícola.

Su belleza no es tan solo estética sino refleja un gran conocimiento de arquitectura, ingeniería e hidráulica.

Tal vez te interese seguir leyendo:

Deja tu comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *